“Adiós a la mejor guitarra de Irlanda. Rory Gallagher no tenía demasiados fans por estas tierras, pero seguro que los que lo fuéseis ya os habréis enterado de la triste notica. Su última etapa no se puede decir que fuese demasiado brillante, pero aún así no me habría perdido nunca uno de sus conciertos………Rory llegó a ser el guitarrísta de blues-rock más importante de Irlanda y parte del mundo; especialmente en la década de los 70, en la que disco tras disco demostró ser un guitarrísta, cantante y compositor con fuerza, estilo y carácter. Siempre me lo imaginé con su melena, tejanos, la Stratocaster hecha polvo y sus camisas de cuadros; un buen tipo. …….A principios del 74, se grabaron varios shows en directo de la banda, en Irlanda, material que fue utilizado para su doble en directo “Irish Tour 74″, el disco de Gallagher que todo el mundo debería tener, una maravilla, con temas de sus anteriores trabajos y algunas nuevas versiones de sus ídolos del blues………..

…….”Defender” dejaba claro que a pesar de los cinco años de espera y sus problemas con el alcohol, seguía siendo el mismo de siempre. Esa es una de las virtudes de Gallagher, siempre se mantuvo fiel a su música, negándose a comercializarla o a tocar en los típicos programas pop de TV. Por eso nunca consiguió puestos altos en las listas de venta, aunque su aceptación popular fuese increíble…………

Y esa es toda la historia, todo lo que nos ha quedado de él son un buen puñado de canciones que nunca morirán. Seguro que muchos le vamos a echar de menos.”